cuidados suculentas en maceta

Cómo cuidar suculentas en maceta

Cultivar suculentas en maceta te permite disfrutar de un pedacito del desierto en tu casa o jardín. Puedes encontrar todo tipo de formas, colores y tamaños dentro de las suculentas.

como cuidar suculentas en macetas

Cuidados de suculentas en maceta

Muchas suculentas tienen similares necesidades en cuanto a temperatura, iluminación y suelo, pero a la vez cada una de ellas tiene sus peculiaridades y exigencias.

¿Qué tipo de maceta necesitan las suculentas?

Las suculentas crecen bien casi en cualquier tipo de maceta que tenga al menos 10 cm de profundidad y agujeros para el drenaje del exceso de agua en el fondo. Para plantas que crecen verticales, elige una maceta que tenga una profundidad igual o superior a la altura de la planta, esto evitará que pueda caerse si la planta crece inclinada.

En el caso de plantas que crezcan rastreras o que sean colgantes, puede ser una buena idea tenerlas en macetas colgantes.

Tierra para suculentas en maceta

Las suculentas necesitan un suelo suelto y que drene bien. Puedes usar cualquiera de las mezclas que venden preparadas para cactus y suculentas, o puedes hacer tu propia mezcla casera mezclando 2 partes mantillo, 2 partes turba, 1 parte de arena y 1 parte de perlita (o vermiculita).

Puedes colocar una capa de grava, piedras de río pequeña o piedras decorativas sobre el sustrato para mantener la humedad alejada de la planta y prevenir que la pudra, a la vez que servirá de decoración.

¿Dónde colocar las macetas de suculentas?

colección de suculentas en maceta en interior

La mayoría de las suculentas prefieren la luz brillante y son felices bajo el sol en el jardín o en un balcón y en una ventana soleada en interiores.

Les gustan las temperaturas templadas e incluso las altas temperaturas del verano. Cuando empiece el buen tiempo, si las vas a sacar al jardín o a la terraza, debes ir acostumbrándolas poco a poco para que no se quemen; primero una hora cada día de sol directo y volviendo a meterlas en casa después, e ir aumentando una hora cada día.

Debes proporcionarles protección frente a tormentas fuertes y meterlas en casa en días muy lluviosos.

Riego de suculentas en maceta

La mejor forma de regar las suculentas en maceta, siempre que estén plantadas en un suelo que drene bien y en una maceta con agujero de drenaje, es el método de “empapar y dejar secar”.

Coloca una bandeja o plato bajo la maceta. Satura el suelo y deja que el exceso de agua escurra por el agujero de drenaje. Vacía el agua que haya quedado en la bandeja para que la planta no se quede encharcada. Deja que el suelo se seque por completo antes de volver a regar, que puede ser 1-2 semanas dependiendo del tipo de planta y de la época del año.

¿Hay que fertilizar las suculentas plantadas en macetas?

Las suculentas no tienen grandes necesidades de nitrógeno pues son plantas que crecen muy lentamente. Si lo deseas puedes fertilizarlas cada mes con un fertilizante para cactus y suculentas, o si no quieres comprar un fertilizante específico para suculentas, puedes usar un fertilizante universal para plantas de interior rebajado con agua a la mitad de la concentración recomendada en el envase.

Periodo de descanso invernal

Muchas suculentas entran en un periodo de dormancia o de descanso durante por lo menos dos meses en invierno. Protege la planta de temperaturas muy frías en invierno. Algunas suculentas necesitan temperaturas en invierno inferiores a 15ºC para poder desarrollar flores en primavera, pero nunca dejes que estén a temperaturas inferiores a 4ºC (ciertas suculentas resisten temperaturas bajo cero, pero no suelen ser las variedades que normalmente se cultivan en casa).

Durante el invierno también debes reducir la frecuencia del riego y la cantidad, solo regar ligeramente la superficie cuando está seca, pero no un riego profundo.

No es necesario fertilizar durante el periodo de reposo invernal.

Como ves, los consejos son sencillos, pero lo más importante es que uses tu sentido común.