cuidar terrario suculentas

Como cuidar un terrario de suculentas

En este artículo encontrarás unos consejos básicos para que conozcas cómo cuidar un terrario de suculentas y cactus.

como cuidar un terrario de suculentas

Como sabrás, las suculentas son plantas que proceden originalmente de zonas áridas, tales como estepas y zonas desérticas y semi-desérticas, por lo que son plantas que se han adaptado a sobrevivir con poca agua.

De hecho, lo que peor les sienta es permanecer mucho tiempo en un suelo húmedo, pues sus raíces son muy sensibles al exceso de humedad, que puede provocar la aparición de bacterias que acaben pudriendo sus raíces.

En el cuidado de un terrario de suculentas es imprescindible prestar atención a dos aspectos básicos: agua y luz.

Cantidad de riego para el adecuado cuidado de un terrario de suculentas

La cantidad “adecuada” o “perfecta” de agua es un concepto bastante flexible en el caso de las suculentas, pero como suelen decir los expertos en suculentas y que es un principio fácil de recordar “más agua, menos frecuentemente”.

Como regla general se debe regar de forma profunda y después esperar a que el suelo se seque por completo antes de volver a regar. Esto es así porque el suelo que las suculentas prefieren es aquél que drena rápidamente.

En el caso particular de los terrarios, que normalmente no tienen un agujero de drenaje, lo mejor es intentar regar toda la superficie del suelo de forma lenta. Recuerda no excederte con el agua y no regar de forma demasiado frecuente.

Los efectos del riego en las suculentas no se nota tan rápidamente como en el caso de otras plantas, que pueden pasar de estar mustias a vivas en cuestión de horas tras un buen riego. Esta es la forma de reconocer cuándo tus plantas tratan de decirte algo.

Necesitan más agua

Síntomas: la planta parece marchita y las hojas se doblan hacia abajo.

En este caso, no le eches un montón de agua de golpe, especialmente si tu terrario no tiene agujero de drenaje, pues podrían pudrirse y morir. Las suculentas pueden sobrevivir mucho tiempo sin agua, por lo que mejor es que las riegues un poco y observes durante la siguiente semana si sus hojas se vuelven a hinchar.

Tienen demasiada agua

Este es quizás el error más común que la gente comete con las suculentas. Cuando reciben demasiada agua, las hojas inferiores de las plantas comienzan a morirse o a pudrirse. Cuando se pudren, la hojas se vuelven blandas y asquerosas.

En la mayoría de los casos, esto se puede solucionar simplemente dejando de regar el terrario hasta que el suelo se seque por completo. Sabrás que el suelo está completamente seco cuando adquiera un color más claro. También puedes meter un palillo o un dedo en el suelo y comprobar la humedad.

En el caso de que realmente te hayas pasado con el riego y veas como el suelo está empapado o incluso puedes ver agua en el fondo del terrario, entonces deberás tomar medidas un poco más drásticas. Puedes usar una jeringuilla para absorber del fondo del terrario toda el agua que te sea posible y a continuación coloca el terrario en una zona luminosa con buena ventilación pero no directamente bajo el sol fuerte y deja que se seque el agua restante.

Una vez que se haya secado por completo puedes comenzar a regar otra vez de forma habitual. Es posible que algunas partes de la planta mueran por el exceso de agua, pero ello no quiere decir que la planta no se pueda recuperar y morir. Dales tiempo y amor y revivirán.

Cantidad de luz necesaria para el adecuado cuidado de un terrario de suculentas

Las mayoría de las plantas suculentas, como ya sabrás, necesitan mucha luz, pero ¿cómo puedes saber cuánta luz es suficiente? No te preocupes, tus plantas te dirán si necesitan más o menos luz si te fijas con atención.

Reciben poca luz

En este caso las plantas se estirarán y crecerán a lo alto y se torcerán en dirección a la luz. Esto es lo que se conoce como “etiolación”, que aunque no dañará a la planta, hará que no se vean demasiado bonitas. Una falta de luz también puede hacer que las plantas palidezcan y pierdan sus colores brillantes.

Para solucionarlo solamente debes mover tu planta a un cuarto con mejor iluminación. Debes tener cuidado, si tu planta no ha recibido luz solar directa durante un tiempo, de no ponerla bajo la luz fuerte durante mucho tiempo pues podría quemarse. Las plantas necesitan acostumbrarse a la luz directa, por lo que debes ir aumentando poco a poco la cantidad que reciben cada día. Empieza con una o dos horas cada día y aumenta una hora cada día que pasa.

Reciben demasiada luz

Sí, es posible darles demasiada luz a las suculentas, especialmente cuando son bebés.

La mayoría de las suculentas jóvenes se pueden quemar si están bajo el sol fuerte demasiado tiempo. En las hojas le aparecerán puntitos o comenzarán a secarse de fuera hacia adentro.

En algunos casos, el propio cristal del terrario puede actuar como lupa e intensificar el calor, por lo que debes evitar dejarlo bajo el sol directo en las horas más cálidas del día.

Si alguna de las hojas de tus suculentas se queman, no entres en pánico. Simplemente retira el terrario a una zona menos soleada y, con el tiempo, las hojas quemadas se secarán, caerán y nuevas hojas sanas irán reemplazándolas. También puedes probar a cubrir el terrario con un trapo durante las horas más cálidas si no puedes cambiarlo de lugar, pero siempre dejando que el aire pueda circular. No les des un montón de agua, que es un error muy habitual.

Como habrás podido ver, estas son unas nociones muy básicas para el cuidado de terrarios de suculentas. La mejor arma para tenerlos sanos y bellos, es tu buen ojo y sentido común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *