Tipos de echeverias cuidados

Tipos de Echeverias: cuidados, riego, propagación y más

Tipos de echeverias: cuidados, riego, propagación y más

Los tipos de echeverias son numerosos pero en ocasiones es fácil confundirlos. Eso sí, con su variedad de rosetas, unas veces regordetas otras delgadas y aplanadas, y a veces hasta peludas, casi todos el mundo disfruta al ver una Echeveria.

Este género recibe su nombre del ilustrador y botánico del siglo XIX, Anastasio Echeverría.

Estas suculentas, a menudo de México, son maravillosas compañeras de cualquier patio o ventana soleada. Si no estás seguro de con qué tipo de echeveria te gustaría adquirir, ¡aquí tienes algunas opciones que te encantarán, ya sean echeverias raras o de las variedades más habituales!

Pero antes, te voy a dar una información importante sobre el cuidado y cultivo de las suculentas echeverias.

¿Qué es una echeveria? Identificación del género y variedades

Las plantas suculentas Echeveria son miembros de la familia Crassulaceae. Son originarias de América Central, especialmente México y América del Sur.

Estas plantas del desierto son de hoja perenne con hojas gruesas que se forman alrededor de un tallo central en forma de roseta. Las hojas grandes, acolchadas y apretadas en en forma de roseta son el sistema de almacenamiento de agua de la planta, desarrollada como una adaptación climática.

Las echeverias tienen una gran variedad de formas, tamaños y colores. La mayoría de las veces pueden desarrollar tonos rojos o morados en los bordes de sus hojas, aunque el color azul verdoso o verde oscuro suele predominar.

¿Qué tamaño alcanzan las echeverias?

Las rosetas cortas y anchas de las echeverias pueden crecer alrededor de 5 a 15 centímetros (tal vez más) de ancho. Pero rara vez alcanzan una longitud de más de 5-10 centímetros.

Si un echeveria crece demasiado para el arreglo o la maceta en la que se encuentra, se puede cortar desde la parte superior y propagarse en poco tiempo con facilidad.

¿Las echeverias son de interior o de exterior?

Las echeverias quedan espectaculares en rocallas y jardines con rocas, sin embargo, si se cultivan en el exterior requieren un clima templado durante todo el año. Las echeverias son muy sensibles al frío y a una caída repentina de la temperatura.

Pero si vives en zonas con inviernos fríos, no te preocupes, también puedes disfrutar de estas hermosas suculentas. Solo debes plantarlas en macetas que puedas mover al interior durante los fríos inviernos.

El principal detalle al que hay que prestar atención para cultivar echeverias en el interior es la luz solar. Mi consejo es que tengas en cuenta tanto la cantidad de sol como la temperatura y elijas un lugar soleado y cálido de tu casa para colocar tus echeverias.

¿Cómo cuidar de una suculenta echeveria en interior?

Las echeverias en realidad son muy fáciles de cuidar en interiores, ya que son resistentes al calor y la sequía. No es absolutamente necesario que las vigiles con frecuencia o les brindes un cuidado especial. Viven saludables durante mucho, mucho tiempo sin prestarles demasiada atención. ¿No es genial?

Eso sí, ¡las echeverias aman la luz solar!

Como se originaron en los desiertos mexicanos, las echeverias aman estar a pleno sol. Deben tener unas pocas horas de luz solar directa todos los días. De esta manera, tus plantas se mantendrán saludables y coloridas. No olvides que producen hermosos colores gracias a la luz solar.

Sin embargo, debes proteger tu suculenta Echeveria del calor del sol de la tarde en verano. Si las Echeverias se ven sometidas a un sol de verano muy fuerte, sus hojas se quemarán y cicatrizarán permanentemente.

Además, la cantidad de luz solar, si cambia drásticamente es una fuente de estrés para las Echeverias. Si vas sacar tus suculentas a la terraza o jardín en verano o a volver a meterlas en casa en invierno, debes ir acostumbrándolas poco a poco, unas pocas horas al principio, e ir aumentando el tiempo gradualmente.

Las echeverias cultivadas en interiores deben mantenerse cerca de la ventana para que obtengan la mejor luz solar, preferiblemente una que esté orientada al sur (en el hemisferio norte) para obtener todo el sol posible durante el invierno.

Como regar las echeverias adecuadamente

Las echeverias no requieren demasiado riego, pero eso no significa que puedas dejarlas sin agua. Después de todo, son plantas vivas, independientemente de lo resistentes que sean.

Debes regar las Echeverias de vez en cuando, pero vertiendo una gran cantidad. Riégalas profúndamente, hasta que la tierra esté completamente húmeda y deja que la tierra escurra el exceso de agua del interior, pero si tienes un plato colocado debajo de la maceta, no dejes que este se quede lleno de agua, tira el exceso. Vuelve a regar cuando la tierra se haya vuelto a secar por completo, en una o dos semanas dependiendo de la época del año.

Después de regar tu Echeveria, debes esperar un largo período de tiempo para que la planta empiece a usar el almacenamiento de agua dentro de su cuerpo.

Aprende los signos que tu planta te muestra para indicar que necesita agua, cuando el suelo esté seco y las hojas se empiecen a arrugadas.

Es mejor que se estresen un poco y arruguen por falta de riego antes que un riego excesivo que pueda pudrir sus raíces.

¿Cuál es la tierra o sustrato adecuado para las echeverias?

Las suculentas deben plantarse en un tipo especial de suelo, proporcionando las mejores condiciones para ellos por la semejanza de un suelo desértico.

Los suelos adecuados para echeverias son aquellos con un buen drenaje para mantener las raíces secas todo el tiempo. Puedes usar alguna de las mezclas especiales que vienen preparadas para el cultivo de cactus y suculentas como está o esta.

Los sustratos adecuados para suculentas contienen una parte de un agregado como arena gruesa o la perlita. Yo preparo mi propia mezcla de tierra en casa. Si desea saber mucho más sobre el sustrato adecuado para las suculentas puedes leer este artículo.

¿Qué macetas son adecuadas para las echeverias?

Junto con el suelo, el mejor drenaje para una echeveria se logra también con una maceta con un buen drenaje. ¡No coloque las echeverias en una maceta sin los orificios de drenaje en la parte inferior!

Me gusta poner mis echeverias dentro de macetas de cerámica o arcilla con grandes agujeros de drenaje. De esta manera, las raíces de mis plantas se mantienen secas y respiran aire fácilmente.

¿Se recomienda el fertilizante para las echeverias?

Las suculentas pueden obtener los nutrientes de su suelo siempre que este sea adecuado. Aunque no necesitan nutrición aditiva para sobrevivir, fertilizar las echeverias una vez al año podría ayudarlas a crecer mejor.

Por lo general, la primavera es la mejor temporada para dar fertilizantes a las echeverias. Tienden a crecer más rápido y dan flores en esa temporada.

Aplica un fertilizante como estos especiales para suculentas al suelo al comienzo de la primavera. Ten en cuenta que la fertilización excesiva puede ser perjudicial y puede quemas las raíces de la planta, por lo que sigue estrictamente las instrucciones de la etiqueta .

Cómo reproducir las echeverias: ¿Cuánto tiempo tarda en crecer una Echeveria?

Cultivar una echeveria a partir de las semillas requiere tiempo y esfuerzo. No es tan simple pero no imposible. Pero algunas variedades son muy difíciles de conseguir en maceta o a partir de esquejes, por lo que comprar semillas es la única opción de poder incorporarlas a tu colección.

Puedes ver aquí una selección de vendedores de Etsy que venden semillas de echeverias de variedades verdaderamente coloridas y espectaculares.

Reproducir echeverias por esquejes o hijuelos es la mejor forma

Las echeverias sin embargo son muy fáciles de propagar desde las hojas o los esquejes.

Además, tienden a criar muchos pequeños hijuelos alrededor de la base de la planta madre, por lo que a veces ni siquiera tienes que molestarse.

Si tu echeveria se crece demasiado, córtala con un cuchillo o tijeras esterilizadas, luego déjela secar durante unos días. Después, puedes colocarla en una maceta para que crezca y se convierta en una nueva planta.

¿Las echeverias dan flores?

La respuesta es sí. Las echeverias florecen en varias formas y colores, generalmente como una larga inflorescencia. Si se mantienen en buenas condiciones, darán flores todos los años alrededor del verano, si son lo suficientemente maduras.

La mayoría de las especies de echeverias florece al final del verano, pero hay algunas excepcionales que florecen, por ejemplo, en noviembre.

flores de echeveria
Fuente: Debra Lee Baldwin

¿Se mueren las echeverias después de la floración?

Mucha gente cree que las suculentas mueren después de su floración, pero eso no es cierto.

Esta falsa creencia se debe a las suculentas del género Sempervivums y su parecido físico con las echeverias. Aunque tanto echeverias como sempervivums provienen de la misma familia, las Echeverias florecen cada año sin morir tras hacerlos, mientras que las Sempervivums muere después de dar flores.

¿Son las echeverias tóxicas para las mascotas o los niños?

Algunas especies de echeverias con sus llamativos colores pueden atraer a los niños curiosos que pueden intentar comerse sus hojas. Esto unido a que algunas de ellas también tienen hojas puntiagudas, que podrían pincharles, lo recomendable es colocarlas en lugares alejados del alcance de los niños. Pero en general, no son tóxicas para niños o adultos.

Los gatos y los perros a veces se enferman cuando ingieren determinadas suculentas, pero no es el caso de las echeverias.

Por lo tanto, las echeverias son totalmente seguras y no tóxicas para mascotas o niños pequeños.

Los más populares tipos de echeverias

Muchas personas consideran las echeverias como uno de los tipos más hermosos de suculentas. Hay especies de diferentes tamaños y colores, lo que significa que hay muchas donde elegir. Puedes reconocer las echeverias por su forma de roseta y sus hojas carnosas y regordetas.

Puedes elegir entre echeverias que tienen rosetas con atractivas formas y hojas de color verde grisáceo, o tipos que parecen lechuga rizada, pero también hay variedades de suculentas puntiagudas en forma de estrella. Algunos tipos de echeveria tienen tonos rojos, verdes, azules grisáceos, rosas y blancos. Incluso hay tipos variados de echeverias con hojas multicolores.

El género de las echeverias tienen casi 200 especies y se siguen descubriendo todavía nuevas especies cada año. A eso se suman todas las nuevas especies que se crean cada año por hibridación.

Por tanto, no te podemos dar una lista completa en este artículo, para ello puedes consultar fuentes más detalladas como la web en inglés World of Succulents.

Pero te dejo aquí abajo algunas de las más populares suculentas para las que ya hemos escrito guías de cultivo y cuidados o para las que lo haremos próximamente.

Pincha en el nombre o en la imagen para ir a su ficha de cultivo (si está disponible) y en el pie de foto para ver donde puedes comprarla online.

Echeveria agavoides

Echeveria elegans

Echeveria gibbiflora

Echeveria lilacina

Echeveria “Perle von Nurnberg” (Echeveria gibbiflora x Echeveria elegans)

Echeveria pulidonis

Echeveria pulvinata “Frosty”

Echeveria purpusorum

Echeveria setosa

Como habrás vistos, con tantos tipos de echeverias y tanta variedad de colores y formas, no es ninguna sorpresa que las echeverias sean uno de los géneros de suculentas más populares entre los aficionados al cultivo de las suculentas.

Pueden sobrevivir fácilmente tanto en espacios interiores como exteriores, son bonitas y elegantes y dan bellas flores todos los años. Además, es extremadamente fácil propagar cualquier echeveria.

¿Te animas a cultivarlas?