Echeveria lilacina consejos de cultivo y propagación

Echeveria lilacina

Nombres comunes: Echeveria fantasma, Gallina y Pollos mexicanos

La Echeveria lilacina es una echeveria con origen en la región de Nuevo León en México. Las hojas son de color gris plateado, en forma de cuchara, carnosas y dispuestas en una roseta simétrica. 

Las flores son de color rosa pálido o color coral. El período de floración se extiende desde fines de invierno hasta principios de primavera.

Esta variedad es una de las más atractivas y grandes de las echeverias pero de crecimiento lento. Es resistente a la sequía e ideal para cultivar en rocallas, pero igualmente en jardineras en una terraza o en macetas en interior.

Comprar Echeveria lilacina online:

comprar echeveria lilacina online

Echeveria lilacina características:

  • Origen: Nuevo León, México
  • Pleno sol o sombra parcial
  • Adecuada para interior si recibe la luz necesaria
  • Riego: seguir la regla general para las suculentas
  • Tamaño: hasta unos 15 cm (alto) y 25 cm (ancho)
  • Flor: rosa pálido o naranja coral, en tallos de hasta 15 cm
  • No resiste bien temperaturas bajo cero continuadas
  • Propagación por hijuelos
  • Crece activamente en primavera y verano

Consejos de cultivo y propagación de la Echeveria lilacina

Echeveria lilacina cuidados generales

Las echeverias no son suculentas complicadas para cultivar, siempre y cuando sigas algunas reglas básicas. Primero, ten cuidado de no dejar que el agua se asiente en la roseta entre sus hojas, ya que puede causar la putrefacción o enfermedades causadas por hongos que matarán la planta.

Además, debes retirar las hojas muertas de la parte inferior de la planta a medida que crece. Estas hojas muertas proporcionan un refugio para las plagas y la Echeveria es susceptible a los cochinilla de la harina.

Echeveria lilacina crecimiento

Esta planta tiene un porte de tamaño pequeño, hasta unos 15 cm de altura y unos 25 cm de diámetro. Crece relativamente lenta

Al final del invierno o principios de la primavera espera a que florezcan sus flores rosas o anaranjadas.

Echeveria lilacina riego

La Echeveria Fantasma tiene las necesidades de riego típicas de las suculentas. Lo mejor es usar el método de “empapar y dejar secar”, permitiendo que el suelo se seque completamente entre riegos. En invierno debe reducirse el riego.

Dónde plantar la Echeveria lilacina

La Echeveria lilacina se da bien tanto en macetas como en jardines de rocas, y se usa habitualmente para rellenar huecos en este tipo de rocallas.

La Echeveria lilacina no resiste bien temperaturas constantes por debajo de -5ºC, por lo que es mejor plantar esta suculenta en dentro de casa o en un recipiente que puedas llevar dentro de casa en invierno si vives en zonas donde se alcanzan estas temperaturas en invierno.

Cómo trasplantar la Echeveria lilacina

Debes ir trasplantándola a una nueva maceta a medida que la planta crece, preferiblemente durante las estaciones cálidas.

Para replantar esta suculenta, asegúrate de que el suelo esté seco antes de sacarla con cuidadod de su recipiente.

Elimina el suelo viejo de las raíces, asegurándose de eliminar cualquier raíz podrida o muerta en el proceso.

Coloca la planta en su nueva maceta y rellénala con tierra para cactus y suculentas, extendiendo las raíces. Deja la planta secarse por aproximadamente una semana, luego comienza a regarla ligeramente para reducir el riesgo de pudrición de la raíz

Echeveria lilacina reproducción

La Echeveria lilacina se reproduce con facilidad a través de hijuelos y hojas.

Como propagar Echeveria lilacina por hijuelos basales

La Echeveria lilacina produce pequeños brotes alrededor de la base de la planta (por ello recibe el nombre en inglés de Mexican Hen and Chickens, pues parece una gallinita con sus polluelos).

Simplemente arráncalos con cuidado, permite que los hijuelos se sequen durante uno o dos días antes de volver a plantarlos en un suelo con buen drenaje.

Algunos expertos recomienda plantarlos en un sustrato completamente seco e ir aportándole agua poco a poco para estimular el crecimiento de las raíces.

Echeveria lilacina propagación por hojas

Aunque este método no es tan fácil ni efectivo como la propagación por hijuelos, también es posible.

Para reproducir la Echeveria lilacina o fantasma mediante sus hojas lo primero que debes hacer es elegir una hoja firme y sana.

Arranca la hoja de la planta retorciéndola desde la base del tallo. Asegúrate de que la hoja se arranque de forma limpia y que ninguna parte de la hoja quede agarrada al tallo. Esto mejorará las posibilidades de una propagación exitosa.

Espera unos días que se seque al aire, permitiendo que la herida cicatrice, antes de colocarla sobre un sustrato húmedo con un buen drenaje. Riégala nuevamente cuando la tierra se haya secado completamente.

Cuando veas aparecer las raíces, se haya formado una pequeña roseta y la hoja madre se haya marchitado, trasplántala a su maceta definitiva.

A veces se confunde con:

Echeveria “Lola”

Combina bien con:

Gasteria “Little Warty”

4 comentarios

  1. Estoy siguiendo tu blog pues también adoro las plantas crasas! ☺️
    Disfruto hará unos 20 años de una Echeveria lilacina… Es mayor que lo que indicas y al florecer, en verano, sus varios tallos florales llegan a medir unos 40 cm. Pero jamás me hizo un hijuelo… 😥. Vive en maceta, en un porche a semi-sombra, pasa frio en invierno y no la riego apenas, cuando se espabila con la primavera empiezo a regar y con sus flores brotando le doy agua casi a diario. Abono para crasas en ese momento también.

    • Las hojas jóvenes normalmente se curvan hacia arriba y se van aplanando conforme maduran y van muriendo. Yo no me preocuparía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *