cuidados lithops

Lithops: cuidados y cultivo

Los Lithops o Piedras Vivas son una de las suculentas más extrañas y fascinantes. Aprende los cuidados de los Lithops y consejos de cultivo en este artículo.

lithops cuidados y consejos de cultivo

Lithops es un género de suculentas que incluye unas 40 especies de plantas de la familia Aizoaceae. Son nativas del sur de África, y se encuentran generalmente en las regiones áridas de Namibia y Sudáfrica, algunas áreas fronterizas con Botswana y el sur de Angola.

A las plantas pertenecientes a este género de plantas suculentas se les conoce popularmente como Piedras Vivas, Plantas Guijarros o Cactus Piedra, pues para evitar ser comidos por animales se camufllan adoptando un aspecto y colores similares a piedras.

El género Lithops fue descrito por primera vez por Willian John Burchell en 1811 a partir de un ejemplar descubierto en una expedición al sur de África.

El nombre genérico “Lithops” deriva del griego antiguo, de la palabra “lithos”, que significa “piedra” y de “ops”, que significa “cara” y hace referencia a su apariencia similar a una piedra.

Características generales de los Lithops o Piedras Vivas:

Los Lithops son pequeños, casi sin tallo, con uno o más pares de hojas casi unidas, gruesas y carnosas. Todas las plantas de este género parecen muy similares las unas a las otras, con pequeñas diferencias en su forma, tamaño, color y textura de sus hojas.

En su habitat natural solo crecen unos 1,3 – 2,5 cm de altura y unos 2,5 – 7 cm de ancho.

Sus flores y nuevas hojas crecen a partir del meristemo entre las hojas. Las hojas están parcialmente enterradas en el suelo, con solo la parte superior visible para permitir que entre la luz en su interior para realizar la fotosíntesis. En invierno, cada par de hojas es reemplazada por un nuevo par. En primavera, las hojas viejas comienzan poco a poco a retirarse hacia la parte exterior a cada uno de los lados.

Las flores son similares a las margaritas, a menudo con un aroma dulce y normalmente de color amarillo o blanco. Aparecen después de que un nuevo par de hojas ha madurado por completo. Se abren por la tarde en días soleados, cerrándose nuevamente al atardecer. Viven unos 4 o 5 días.

Condiciones óptimas para el cultivo de los Lithops o Piedras Vivas

Los Lithops son suculentas fáciles de cultivar una vez se conocen sus necesidades básicas. Estas preciosas suculentas quedan perfectas en cualquier terrario de interior o jardín de rocas en el exterior.

Luz

Estas plantas se han adaptado a condiciones de luz intensa en su entorno natural, por lo que requieren una buena cantidad de luz solar directa si se cultivan en interior. La repisa de una ventana que reciba unas 4 o 5 horas de luz solar directa durante la primera parte del día y sombra parcial durante la tarde es el lugar perfecto para colocar tus Lithops.

Si los Lithops o Piedras Vivas no reciben suficiente luz solar comenzarán a crecer delgados y alargados, además de comenzar a perder coloración.

Desde la primavera hasta el otoño, puedes colocarlos en el exterior, en un balcón o en el jardín. Pero para prevenir quemaduras solares debes ir acostumbrándolas poco a poco al sol intenso, aumentando poco a poco la cantidad de luz solar directo que reciben durante varios días.

Suelo

Los Lithops crecen de forma óptima en una suelo que drene de forma rápida. Usa una mezcla de suelo especial para suculentas y cactus que puedes encontrar online y en viveros especializados (como esta, esta) o también puedes crear tu propia mezcla.

Para saber más lee: ¿Cuál es el mejor sustrato para las plantas suculentas?

Temperatura

Las altas temperaturas no son un problema para los Lithops siempre que tenga abundante aire fresco, sin embargo, no son plantas que aguanten bien el frío. Si vives en una zona donde las temperaturas invernales alcancen temperaturas bajo cero, es mejor cultivar tus piedras vivas en macetas que puedas llevar al interior de casa en los meses fríos.

Tamaño de la maceta

Las Piedras Vivas necesitan una maceta bastante más grande de lo que su pequeño tamaño podría hacer suponer, pues desarrollan un amplio sistema radicular. Plántalos en macetas de entre 7,5 y 12,5 cm de profundidad. Usa solo macetas con agujero de drenaje en el fondo.

Lithops: cuidados generales y consejos de cultivo

Si disponen de las condiciones adecuadas antes mencionadas, los Lithops apenas necesitan cuidados y son fáciles de cuidar.

Riego

Los Lithops tienen un ciclo de vida muy específico y es importante regarlos sólo durante ciertos momentos de ese ciclo, pero también es importante mantener su suelo seco en otras fases de su crecimiento.

Estas son las directrices básicas que debes recordar, pero variarán ligeramente entre distintas especies de Lithops por lo que deberás adaptarlas a tus condiciones específicas y variedad.

  • Cuando los Lithops entran en su periodo de dormancia en verano, requieren poca o ningún agua.
  • En otoño, cuando las plantas comienzan a crecer, es seguro regarlas en profundidad.
  • No riegues durante los meses de invierno para permitir que el par de hojas viejo se seque y uno nuevo comience a desarrollarse.
  • En primavera en seguro volver a regarlas.
  • Conforme el verano se acerca y las temperaturas suben, reduce gradualmente el riego y su frecuencia para permitir que las platas se preparen de nuevo para entrar en dormancia.

La frecuencia de riego de los Lithops dependerán de cómo de rápido se seque el sustrato de la maceta. Es esencial dejar que el suelo se seque completamente entre riegos. Demasiada agua puede producir que las raíces se pudran o que un nuevo par de hojas se desarrolle antes de tiempo. Nunca riegues los Lithops en abundancia cuando están en periodo de dormancia.

Fertilización

Los Lithops o Piedras Vivas no necesitan fertilizantes. Crecerán de forma adecuada sin ningún tipo de alimento adicional. Pero si decides “darles de comer”, utiliza un fertilizante alto en potasio y con bajos niveles de nitrógeno.

Trasplante

Pueden permanecer y ser feliz en la misma maceta durante muchos años, incluso décadas. La razón más frecuente por la que se puede querer trasplantarlos es para dividir las plantas y permitir que nuevos grupos de plantas tengan espacio suficiente.

El trasplante debe hacerse únicamente cuando la temporada de crecimiento comienza. Ten mucho cuidado de no dañar sus raíces durante el trasplante, pues podría provocar la muerte de la planta.

Como propagar y multiplicar los Lithops

La forma más frecuente de propagar o multiplicar los Lithops es mediante semillas. En caso de que alguna de tus plantas tenga más de una cabeza, también puedes propagarlos por división.

Propagación por semillas de Lithops

Siembra las semillas durante el verano en una maceta con una mezcla para semilleros o en una mezcla de suelo con buen drenaje como las específicas para cactus y suculentas.

Cubre las semillas con una fina capa de arena y coloca la maceta en un lugar soleado, manteniendo el suelo húmedo hasta que la planta germine. Las primeras semillas tardarán varias semanas en germinar, no esperes que todas lo hagan al mismo tiempo. Algunas semillas pueden tardar hasta una año en germinar.

Reduce el riego conforme las plantitas van creciendo. Cuando tengan unos 2 o 3 meses, procura que reciban al menos 5 horas de sol al día y empieza a dejar que el suelo se seque completamente entre riegos.

Las nuevas plantas puedes ser trasplantadas cuando tiene aproximadamente un año.

Propagación de Lithops por división

Si tus Lithops han crecido en grupos de varios muy juntos, pueden ser propagados mediante división.

Saca las plantas de la maceta y con cuidado divide las plantas separando sus raíces. Trasplanta las divisiones en macetas individuales.

¿Qué plagas y enfermedades afectan a los Lithops?

El exceso de riego es la causa principal de muerte de los Lithops, que puede provocar la aparición de varias plagas y enfermedades fúngicas.

Plagas

Los ácaros son un problema habitual en los Lithops. Esta plaga se esconde en la raja entre las hojas de la planta y entre las nuevas y viejas hojas.

El primer síntoma visible de la presencia de ácaros son pequeñas manchas de color pálido en las hojas. Es difícil acabar completamente con los ácaros, pero no es imposible.

Lo primero que debes hacer es separa la planta infectada de otras plantas. Rocía la planta con agua a presión (con un bote con difusor, por ejemplo) para que se despeguen algunos de los ácaros. El aceite de neem es bastante eficiente contra los ácaros. Un jabón insecticida también es efectivo en el control de esta plaga.

Insectos escamas, pulgones y cochinillas algodonosas también atacan ocasionalmente a los Lithops.

Enfermedades

Los Lithops apenas sufren ninguna de las enfermedades comunes a otro tipo de plantas suculentas.

¿Son tóxicos los Lithops?

Los Lithops no son tóxicos y es seguro tenerlos cerca de niños y mascotas. Incluso hay referencias de niños africanos que comen Lithops para calmar la sed.

Fotos de Lithops

Imágenes vía: esucculents.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *