Cómo eliminar cochinilla algodonosa de las suculentas

¿Cómo eliminar la cochinilla algodonosa de las suculentas?

La cochinilla algodonosa es una de las plagas más comunes que afectan a las suculentas. En este artículo te contaremos cómo eliminar la cochinilla algodonosa de tus suculentas de forma segura y definitiva.

Cómo eliminar cochinilla algodonosa de las suculentas

¿Qué son las cochinillas?

De acuerdo con la Wikipedia las cochinillas harinosas, cochinillas blancas o cochinillas algodonosas son insectos en la familia Pseudococcidae, también llamados insectos “escamas”, que habitan en climas cálidos y húmedos. Muchas especies son consideradas plagas ya que se alimentan de los jugos de las plantas de invernadero, plantas del hogar y árboles subtropicales y también son vectores de varias enfermedades de las plantas.

Típicamente, las cochinillas son insectos de aspecto desagradable, borrosos, elípticos, que generalmente son de color blanco grisáceo o marrón claro. Estos insectos sin alas y de cuerpo blando forman montículos que parecen bolitas de algodón o manchas de polvo en las hojas, tallo y frutos de las plantas afectadas. La presencia de este “polvo” blanco suele ser el primer signo de una invasión de cochinilla, comúnmente confundida con mildiu u hongos.

Las cochinillas sobreviven alimentándose de la savia de las plantas que se encuentra en los tejidos. Utilizan sus largas piezas bucales de succión para extraer la savia de los tejidos. Dada la naturaleza carnosa de las plantas suculentas, es obvio por qué las suculentas son una de sus plantas favoritas.

A medida que se alimentan, las cochinillas segregan una sustancia azucarada que hace que la planta se vuelva pegajosa y que promueve el crecimiento de moho. Este moho favorece los ataques bacterianos y fúngicos en la planta. La presencia de unas pocas cochinillas no representa una gran amenaza para la vida de las suculentas. sin embargo, a medida que se multiplican, acaban debilitando la planta, lo que se puede apreciar porque las hojas se vuelven amarillas y rizadas.

Las cochinillas se esconden en las grietas de las hojas, las articulaciones donde se unen los tallos y las hojas e incluso en el suelo. Especialmente les gusta pasar el rato en los nuevos brotes, donde pueden succionar la savia con más facilidad.

Las cochinillas que invaden las suculentas son hembras e insectos jóvenes. Los machos no tienen alas y carecen de boca y ni siquiera se suelen acercar a las plantas. Su ciclo de vida es corto, con el apareamiento como el único propósito de su existencia. Se pueden confundir fácilmente con avispas o moscas.

Las cochinillas secretan una sustancia azucarada que atrae a las hormigas. Estas hormigas actúan como protección para las cochinillas a cambio de esa melaza e incluso transportan sus huevos.

Estas cochinillas hembras ponen aproximadamente 600 huevos durante toda su vida. Lo bueno es que mueren cuando se les acaban los huevos (aunque dejan millones de cochinillas juveniles para continuar con el ciclo).

Cómo deshacerse de las cochinillas en las suculentas

Afortunadamente hay varias formas de controlar las cochinillas. Puedes usar uno o una combinación de los siguientes métodos para combatir las infestaciones de cochinillas en tus hermosas suculentas.

Poner las plantas afectadas en cuarentena

Este es el primer paso a tomar para tratar una invasión de cochinilla algodonosa. Una vez que comienzan a multiplicarse, se propagan rápidamente saltando de una planta a otra.

Por lo tanto, debes separar las plantas afectadas de las sanas. Asegúrate de que la planta suculenta en cuarentena NO está en la misma habitación que tus otras plantas suculentas.

Agua a presión

Puedes rociarlas con agua a presión mecánica para eliminar las cochinillas adultas y, con suerte, también sus huevos. Este es el método más simple y más barato, pero no siempre es del todo efectivo.

Este método funciona mejor en plantas resistentes como cactus o agaves, pero no es adecuado para suculentas frágiles como Sedum morganianum, también conocido como Cola de Burro.

Ten cuidado de que la maceta en la que se encuentra tu planta no quede encharcada para evitar la pudrición de las raíces de la planta.

Alcohol isopropílico

Esta es una solución muy efectiva y económica para eliminar esta molesta plaga de tus suculentas. Dependiendo de la cantidad de cochinillas, puedes usar para aplicarlo una botella de spray o simplemente unos palitos de algodón para limpiar los oídos. Para infestaciones pequeñas, simplemente sumerge la punta de un palito de algodón en alcohol isopropílico al 70% y frote suavemente la planta afectada.

Si la mayoría de la planta está cubierta por esta plaga, usa una botella pulverizadora y rocía la planta con alcohol isopropílico. No te preocupes por ahogar la planta ya que el alcohol se evaporará rápidamente (obviamente tampoco la rocíes en exceso).

Presta mucha atención a sus escondites favoritos y rocíalos con abundante alcohol. Después de que el alcohol se haya evaporado, todas las cochinillas deberían morir en unos minutos. Los insectos grisáceos se vuelven de color rojo intenso mientras la sustancia algodonosa que los recubre se desintegra.

El alcohol isopropílico al 70% es completamente seguro para las suculentas y no se quemarán ni dañarán. Esto se debe a que las suculentas poseen una cutícula gruesa, una especie de barrera que se encuentra en las hojas para evitar que los líquidos entren o salgan de ellas. Esta es la adaptación que está detrás de su habilidad para almacenar agua.

Insecticida para cochinillas

Otra opción es utilizar un insecticida específico para cochinillas elaborado por alguna de las casas comerciales especializadas en casa y jardín. Aunque algunos son específicos para cochinillas, también los hay que sirven para un amplio número de plagas, como pulgones y ácaros.

Por ejemplo, podemos recomendar este de la marca Flower que ya viene en una práctica botella pulverizadora.

Métodos de control biológico

Puedes introducir depredadores en tus suculentas a los que les encanta comerse las cochinillas harinosas. Un gran ejemplo de este tipo de depredadores son las mariquitas. Se alimentan de varias plagas problemáticas, incluidas las cochinillas.

Como alternativa, puedes optar por el “Destructor de Cochinillas”. No es broma, así es como se conoce comúnmente el Cryptolaemus Montrouzieri. A veces también se le llama la “Mariquita de las Cochinillas”.

Introducir a los depredadores para eliminar las cochinillas es una solución de bajo esfuerzo. Esto se practica mejor en su jardín al aire libre, ya que puede ser complicado en las plantas de interior.

4 consejos para mantener alejadas a los cochinillas

  • Revise regularmente tus plantas en busca de cualquier plaga. Detectar a tiempo una de estas plagas, especialmente las cochinillas, puede ahorrarte muchos disgustos.
  • Si ves hormigas alrededor de su planta, puede ser una señal de que hay cochinillas presentes. Aísla tu planta y comienza el tratamiento de inmediato.
  • Cuando traigas una nueva planta a tu casa o jardín de suculentas, mírala bien en busca de plagas antes de colocarla junto al resto.
  • Usa una mezcla de suelo para suculentas que esté libre de plagas, larvas o huevos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *