arreglos con suculentas

Arreglos con suculentas: 4 consejos para hacer creaciones sorprendentes

No es difícil hacer arreglos con suculentas que sean originales, llamativos y sorprendentes dada la variedad de texturas, colores, tonos y formas que nos regalan estas maravillosas plantas. Te damos varios sencillos consejos que te servirán como base para dejar volar tu imaginación y crear arreglos con suculentas realmente bellos.

arreglos con suculentas

1. Juega con los colores y tonos

Sin duda una de las cosas que nos hacen amar las suculentas es que podemos encontrarlas en prácticamente todos los colores del arco iris. Esto hace que sea muy divertido combinar suculentas en función de sus diferentes colores y tonalidades.

Algunas suculentas son monocromáticas, es decir, tienen un solo color principal (generalmente verde), pero pueden presentar varios tonos de ese mismo color.

Arreglos con suculentas monocromáticos

Al crear un arreglo con suculentas monocromático, es interesante emplear plantas con distintas formas y texturas que le aportarán una mayor complejidad. Haz clic en este enlace para ver en Etsy una selección de suculentas de tonos verdes con diferentes tonos, formas y texturas que se pueden combinar para hacer una arreglos con suculentas monocromático realmente interesante.

Arreglos con suculentas con colores análogos

Rueda de colores

Para combinar suculentas de unos pocos colores diferentes, puedes buscar agrupaciones de colores análogos, esto es, colores que se encuentran uno al lado del otro en una rueda de colores.

Por ejemplo, puedes usar verde, verde azulado, azul y violeta o naranja, amarillo y verde amarillento.

Es más sencillo encontrar suculentas para hacer arreglos que tengan colores y tonos verdes, azules y púrpuras o violetas, pero sin duda los arreglos con rojos, naranjas y amarillos son más brillantes y llamativos, aunque no sean tan habituales entre las suculentas.

arreglo de suculentas con colores análogos
Puedes comprar este arreglo en Etsy a través de este enlace

Arreglos de suculentas con colores complementarios

Para muchos aficionados a confeccionar arreglos con suculentas para decorar su hogar, sin duda las combinaciones de plantas basadas en colores complementarios son sus preferidas.

Los colores complementarios son aquellos que se encuentran en lados opuestos de la rueda de colores (ver la imagen de más arriba).

Este tipo de combinaciones daría lugar, por ejemplo a arreglos que mezclan rojo con verde, azul con naranja, o amarillo con morado.

El azul y el naranja son una de las combinaciones de colores más sorprendentes, probablemente porque las plantas suculentas azules o naranjas son muy raras y difíciles de encontrar. A su vez, estos colores son muy intensos y llaman poderosamente la atención.

Un centro con suculentas que mezcle rojo y verde, aunque más común, también es siempre una combinación ganadora.

decoración con suculentas con colores complementarios
Compra un arreglo como este de Urban Succulents en Etsy

2. Juega con los tamaños, formas y espacios

Es habitual entre los floristas profesionales crear arreglos con distintos tipos de plantas que juegan diferentes funciones dentro de la estructura del arreglo.

Primero se suele colocar una planta o flor que es por lo general, más alta, larga, puntiaguda o “dramáticamente” diferente del resto de las plantas del arreglo; una planta que centre la atención y sea el primer sitio donde se vaya la vista.

En segundo lugar se coloca un tipo de planta que ocupará la mayoría del espacio y que servirá para rellenar los huecos restantes. Que sea la planta que sirve de relleno no quiere decir que deba ser una suculenta aburrida o poco llamativa. Debes elegir una planta que complemente a la suculenta protagonista del arreglo, pero a la vez debe poseer su propio encanto y aportar algo propio al conjunto, bien sea su color, forma o textura. Puedes usar incluso distintas variedades de suculentas que hagan el papel de relleno, no tienes porqué limitarte a una sola.

Finalmente debes colocar alguna variedad que rebose el borde del recipiente o que incluso cuelgue de él. Variedades de suculentas colgantes que nunca fallan en este tipo de arreglos son el Collar de Perlas o Planta Rosario (Senecio Rowleyanus), el Collar de Rubí o Rosario morado (Othonna Capensis) o el Collar de Corazones (Ceropegia Linearis subsp. Woodii). Incluso variedades que llegan a colgar mucho como la Cola de Burrito (Sedum burrito) pueden ser una buena opción.

3. Ten en cuenta las necesidades de iluminación

Aunque es divertido experimentar y jugar con las texturas, colores y formas a la hora de crear un arreglo de suculentas, también es importante tener en cuenta la cantidad de luz que cada una de las suculentas que elijas necesitan.

Si bien las suculentas de interior, generalmente, requieren cuanta más luz mejor, en realidad hay bastante variabilidad en la cantidad de luz solar que necesitará cada una de las especies de tu arreglo.

Por ejemplo, las Sansevierias o Planta Serpiente, resisten muy bien condiciones de baja luminosidad y, de hecho, no les gusta el pleno sol. Sin embargo, Sedum nussbaumerianum, necesita pleno sol para mantener su color naranja intenso y su forma compacta.

Es importante, por tanto, combinar suculentas con necesidades de iluminación similares.

Puedes buscar las necesidades de luz de tus suculentas entre nuestras guías de cultivo, comprar un libro sobre suculentas como Cactus y Plantas Suculentas: Todas las Especies de la A a la Z o hacer una búsqueda en Google con el nombre de la suculenta que estés pensando en utilizar y descubrir más sobre sus necesidades de luz.

4. Combina variedades con necesidades de riego similares

A parte de por criterios puramente estéticos y por sus necesidades de iluminación, también es importante combinar plantas que necesitan cantidades similares de agua.

La forma más fácil de saber las necesidades de agua de una planta de forma fácil e intuitiva es echando un vistazo al grosor de sus hojas. Pero si no estás seguro, es mejor identificar las suculentas con las que estás trabajando y buscar sus necesidades específicas de riego con los mismos métodos que hemos mencionado anteriormente.

Como regar suculentas con regadera

Conclusión: lo importante es experimentar y divertirte

Los consejos anteriores te servirán de guía y quizás de inspiración para empezar a crear tus propios arreglos de suculentas, pero lo más importante es perderle el miedo a cometer errores y disfrutar y divertirse con el proceso creativo.

Recuerda una cosa, no hay técnicas o reglas escritas en piedra a la hora de crear centros o arregles con suculentas, ¡déjate llevar, vuélvete loco e inventa tus propias reglas! verás que las suculentas son muy divertidas de combinar.

Realmente no hay una “forma incorrecta” de combinar las suculentas, siempre y cuando tengan necesidades similares de luz y riego y uses un suelo con buen drenaje y las riegues adecuadamente.