cactus euphorbias cuidados

Cactus Euphorbia: cuidados y cultivo

Los cactus Euphorbia en realidad, no son cactus, aunque sea uno de los géneros de suculentas más habitualmente confundido con ellos. A continuación podrás encontrar los cuidados que necesita el “cactus” Euphorbia y algunos consejos para el cultivo de las variedades de Euphorbias suculentas más habituales en jardinería.

cactus euphorbias cuidados y guía de cultivo

El genero Euphorbia es uno de los géneros de plantas con flores que engloba un mayor número de especies, con unas 2.420 descritas. Pertenece a la gran y diversa familia de las Euphorbiaceae, que ocupa una amplia variedad de hábitats, desde zonas tropicales en África, Madagascar y América hasta áreas cálidas de Asia y Europa. Algunas de sus especies también pueden ser encontradas en las Islas del Pacífico y Australia. La mayoría de sus especies, sin embargo, son nativas de las zonas tropicales de África.

Pueden ser plantas anuales, bianuales o perennes, una veces son hierbas, otras matorrales o incluso árboles, pero todas ellas tienen en común el segregar una savia lechosa llamada latex.

Aproximadamente unas 1.000 especies de esta familia pueden considerarse, en mayor o menor medida, como plantas suculentas. En ellas, el tallo principal y sus ramas son gruesas y carnosas, unas veces con espinas y otras sin ellas. Sus hojas disponen bien de forma opuesta, alterna o en espiral. En las variedades de euphorbias suculentas, las hojas son normalmente pequeñas y con una vida corta.

Todos los miembros del género Euphorbia tienen flores unisexuales que aparecen un racimo. La mayoría de las especies producen tanto flores masculinas como femeninas en la misma planta, pero algunas especies producen flores masculinas y femeninas en distintas plantas.

Sus frutos normalmente son unas cápsulas con tres lóbulos que maduran dentro de una carcasa leñosa que se abre, a veces de forma explosiva, para expulsar sus semillas.

Habitualmente las Euphorbias son confundidas con cactus sin serlo, pues las especies nativas de ambientes áridos tienen pinchos, pero que son diferentes a las espinas de los cactus.

Las plantas de género Euphorbia se les llama de forma común como “Purgantes”, pues su savia lechosa ha sido usada en medicina tradicional como laxante.

El nombre de “Euphorbia” probablemente se le dio en honor de “Euphorbos”, un médico griego del Rey Juba II de Numidia y Mauritania, quien se casó con Cleopatra Selene II, hija de Marco Antonio y Cleopatra.

Condiciones óptimas para el cultivo de las Euphorbias

Al ser nativas de hábitats desérticos, las Euphorbias, requieren una condiciones ambientales similares a las de los cactus. Se adaptan perfectamente al cultivo en exterior en climas templados y zonas secas, pero también se desarrollan bien en macetas, tanto en interior como en exterior.

Luz

A la mayoría de las Euphorbias les encanta el sol, pero algunas también toleran la sombra parcial.

Si las cultivas dentro de casa, debes situarlas en una ventana que reciba cuantas más horas de sol mejor. Desde la primavera hasta el otoño puedes mover sus macetas al balcón o al jardín, pero con cuidado de ir adaptándolas poco a poco al sol directo para evitar posibles quemaduras.

Suelo

Son capaces de crecer bien en suelos pobres y secos, pero requieren un suelo que drene adecuadamente. Usa una mezcla de suelo especial para suculentas y cactus que puedes encontrar online y en viveros especializados (como esta, esta) o también puedes crear tu propia mezcla.

Para saber más lee: ¿Cuál es el mejor sustrato para las plantas suculentas?

Temperatura

Las altas temperaturas no son un problema para las Euphorbias, sin embargo, no son plantas que aguanten bien el frío. Su resistencia al frío dependerán en gran medida del origen geográfico de la especie en concreto, pero, en general, no resisten temperaturas invernales por debajo de 10ºC. Algunas especies provenientes de Sudáfrica pueden resistir de forma puntual y por periodos cortos temperaturas de entre 0 y 4ºC siempre que el ambiente sea seco.

Tamaño de la maceta

Necesitan una maceta de un diámetro por lo menos 5-10 cm más ancho que el grosor de la base del tronco. Plántalas en macetas de entre 7,5 y 12,5 cm de profundidad. Usa solo macetas con agujero de drenaje en el fondo.

Euphorbias: cuidados generales y consejos de cultivo

Si disponen de las condiciones adecuadas antes mencionadas, las Euphorbias apenas necesitan cuidados y son fáciles de cuidar.

Riego

Las Euphorbias suculentas pueden aguantar periodos de sequía, pero ello no significa que no necesiten ser regadas. Desde la primavera al otoño debes regarlas cuando los 2 o 3 cm de la superficie del suelo estén secos. En invierno debes reducir la frecuencia y regar sólo los suficiente para que la planta no se marchite o languidezca.

En los meses cálidos el mejor momento para regarlas es al atardecer. Regar por las mañanas antes de que la temperatura suba demasiado también es adecuado, e incluso es lo más adecuado en los meses invernales.

Fertilización

Cada especie de Euphorbia tiene unos requisitos nutricionales distintos, pero todas ellas se pueden beneficiar de un poco de ayuda en forma de fertilizante, especialmente aquellas plantadas en macetas. Usa un fertilizante equilibrado con una concentración 10-10-10 de Nitrógeno-Fósforo-Potasio disuelto en agua (1 parte de fertilizante por 4 partes de agua), una vez a la semana durante la temporada de crecimiento.

Poda

Algunos tipos de suculentas Euphorbias necesitan ser podados de forma regular para controlar su tamaño y que acaben siendo una molestia. Utiliza siempre guantes y gafas cuando vayas a podar una Euphorbia para evitar pinchazos con sus espinas. Evita el contacto con sus savia lechosa pues resulta muy irritante para algunas personas.

Trasplante

Pueden beneficiarse de un trasplante a una maceta más grande, pero no necesitan ser trasplantadas cada año. Cuando veas que la maceta se le empieza a quedar pequeña, es el momento de trasplantarla a un contenedor más grande y proporcionarle nuevo suelo lleno de nutrientes.

La época más adecuada para el trasplante es el principio de la primavera, al comienzo de su temporada de crecimiento. Usa guantes durante el trasplante para protegerte de los pinchazos. Espera un par de semanas antes de regar por primera vez tras el trasplante.

Como propagar y multiplicar los Euphorbias

La forma más frecuente y fácil de propagar las Euphorbias es mediante esquejes. También pueden ser propagadas mediante semillas, pero son difíciles de germinar e incluso es difícil encontrar donde comprar sus semillas.

Propagación de Euphorbias por esquejes

Usa un cuchillo afilado para cortar los esquejes para reproducción. En la medida de lo posible, corta las variedades que ramifican en el punto donde nacen del tronco.

Las plantas de tronco solitario pueden ser decapitadas para provocar la ramificación, y esas ramas posteriormente ser utilizadas como esquejes para multiplicar la planta.

El mejor momento para esquejar es entre la primavera y el verano. Lava la leche que segregan los cortes en un vaso con agua y deja que el corte se seque y haga callo durante varios días antes de plantarlo en un mezcla para suculentas con buen drenaje. La aparición de las raíces puede tardar más tiempo del esperado, pero el proceso se acelerará una vez que la temporada de calor avance y la temperatura del suelo alcance unos 25ºC.

Opcionalmente puedes espolvorear el en corte hormonas de crecimiento para favorecer el crecimiento de raíces.

En el caso de las Euphorbias del tipo Medusoidas (llamadas así pues por su forma recuerdan a la cabeza del monstruo mitológico Medusa), se necesitan dos pasos para su propagación. Primero se consigue un esqueje de la forma habitual, y una vez plantado y enraizado, se le debe realizar un segundo corte por encima de donde las raíces se han formado para que la planta ramifique.

Algunas especies de Euphorbias originarias de Madagascar se pueden propagar de forma exitosa a partir de sus hojas.

Injertos

Algunas especies raras y delicadas de Euphorbias suelen injertarse sobre otras variedades con una tallo más vigoroso, pues así son más fáciles de mantener, hacer crecer más rápido y conseguir que desarrollen flores.

¿Qué plagas y enfermedades afectan a los Euphorbias?

Las Euphorbias son menos susceptibles que otras especies a las plagas que habitualmente afectan a las suculentas.

Plagas

Los ácaros, cochinilla algodonosa, mosca blanca e insectos escamas son las plagas más habituales que les atacan. Estas plagas son difíciles de controlar pues se esconden mucho y son difíciles de ver.

El primer síntoma visible de la presencia de ácaros son pequeñas manchas de color pálido en las hojas. Es difícil acabar completamente con los ácaros, pero no es imposible.

Lo primero que debes hacer es separa la planta infectada de otras plantas. Rocía la planta con agua a presión (con un bote con difusor, por ejemplo) para que se despeguen algunos de los ácaros. El aceite de neem es bastante eficiente contra los ácaros. Un jabón insecticida también es efectivo en el control de esta plaga.

Insectos escamas, pulgones y cochinillas algodonosas también pueden ser controlados de forma similar.

Enfermedades

El mildiu, una enfermedad provocada por un hongo es la más habitual. Una capa fina de polvo blanquecino o grisáceo aparece en algunas partes de la planta. Su causa es normalmente una alta humedad, ventilación pobre, poco iluminación y falta de nutrientes.

Si detectas sus síntomas, separa tu planta del resto. Es aceite de neem es una buena solución orgánica para reducir o eliminar infecciones de mildiu pequeñas o moderadas.

¿Son tóxicas las Euphorbias?

Todas las Euphorbias producen una savia lechosa que es ligeramente tóxica y puede provocar irritación en la piel y ojos. Es mejor mantenerlas alejadas de las mascotas y los niños.

Fotos de Euphorbias suculentas:

Estas son alguna de las variedades de Euphorbias suculentas más populares:

Imágenes vía: commons.wikimedia.com

Variedades de Euphorbias más populares

  • Euphorbia milii
  • Euphorbia lactea
  • Euphorbia trigona
  • Euphorbia ingens
  • Euphorbia pulcherrima
  • Euphorbia canariensis
  • Euphorbia tirucalli
  • Euphorbia characias
  • Euphorbia candelabrum
  • Euphorbia helioscopia
  • Euphorbia lathyris
  • Euphorbia serrata
  • Euphorbia enopla
  • Euphorbia stellata
  • Euphorbia horrida
  • Euphorbia aeruginosa
  • Euphorbia obesa
  • Euphorbia globosa
  • Euphorbia leuconeura
  • Euphorbia ammak
  • Euphorbia mammillaris
  • Euphorbia bupleurifolia
  • Euphorbia meloformis
  • Euphorbia cooperi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *