Qué fertilizante para suculentas utilizar y cómo y cuándo usarlo

Fertilizante para suculentas

¿Te estás preguntando qué fertilizante para suculentas utilizar y si realmente es necesario? A menudo la gente piensa que no es necesario abonar las suculentas, pero al igual que cualquier otra planta, las suculentas se beneficiarán de un abonado regular.

Aprende en este artículo, en qué casos, con qué frecuencia y qué fertilizante para suculentas debes utilizar.

¿Las suculentas necesitan fertilizantes?

Al igual que con todas las plantas, las suculentas necesitan nutrientes para ayudarlas a crecer saludables y hermosas.

Si trasplantas tus suculentas regularmente (cada uno o dos años) y les aportas nuevo sustrato rico en nutrientes, probablemente no necesites aportar ningún fertilizante extra a tus suculentas. Sin embargo, si esto no es posible, tus plantas se beneficiarán enormemente de un aporte de nutrientes regular en forma de fertilizante o abono.

Aunque las suculentas pueden obtener algunos de los nutrientes que necesitan del suelo, el fertilizante les ayudará a crecer más y producir colores más bonitos.

Debes tener cuidado de no usar un fertilizante que sea demasiado fuerte, de lo contrario las suculentas pueden quemarse. Sin embargo, un fertilizante para suculentas adecuado, usado cada pocos meses mejorará espectacularmente el desarrollo de tus suculentas.

¿Qué fertilizante para suculentas utilizar?

Nota: un abono NPK es un fertilizante que contiene nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), elementos necesarios en el suelo para que las plantas puedan construir sus tejidos. (Puedes leer una explicación sencilla sobre los fertilizantes NPK aquí)

A la hora de elegir el abono para suculentas adecuado puedes optar por:

  • comprar un fertilizante específico para suculentas y cactus,
  • utilizar uno de los llamados «fertilizante universal» para plantas ornamentales y aplicarlo en una concentración más baja a la indicada en el envase, o bien
  • optar por elaborar tu propio abono natural casero para suculentas.

La verdad es que no hay muchos fertilizantes específicos para suculentas en el mercado, y eso es en parte porque hay tanta diversidad de suculentas con necesidades tan distintas que es difícil producir un fertilizante que valga para todas.

Como regla general, las suculentas utilizan el nitrógeno para creer y desarrollar el follaje, mientras que el fósforo y el potasio ayudan a la planta a florecer, especialmente el fósforo.

Antes de explicar qué fertilizantes son los más adecuados, quizás sea más fácil advertir sobre cuales no debes usar.

¿Qué fertilizantes NO echar a las suculentas?

  • No debes usar fertilizantes altos en nitrógeno. El exceso de nitrógeno hace que las plantas crezcan rápido, pero las hace vulnerables a las plagas comunes. La concentración de nitrógeno del fertilizante que uses nunca debe ser superior a 15 (el primer número de los tres que se usan para definir las riquezas de los fertilizantes).
  • No es recomendable utilizar fertilizantes de liberación lenta. Son muy potentes y pueden quemar las raíces.
  • Tampoco es buenos usar fertilizantes químicos ya que hay un mayor riesgo de que se quemen las hojas y las raíces de las plantas (aunque suelen ser los más fáciles de conseguir).

Fertilizantes específicos para suculentas

Cada fabricante tiene una formulación con unas riquezas diferentes, pero lo normal es que estén en torno a 5-5-7 (NPK), algunos de ellos complementados con microelementos y/o aminoácidos naturales.

Puedes encontrar varios fertilizantes específicos para suculentas a buen precio en Amazon (haz clic aquí para verlos).

A continuación puedes ver tres ejemplos de estos fertilizantes específicos para cactus y suculentas:

Fertilizantes universales rebajados de dosis

Si no encuentras un fertilizante específico para suculentas, siempre puedes utilizar un fertilizante estándar pero en una dosis más baja.

Por ejemplo puedes utilizar un fertilizante estándar tipo 8-8-8 (Nitrógeno-Fósforo-Potasio), disolverlo unas 2 o 3 veces la dosis recomendada en el envase y abonar tus suculentas una vez al mes.

Abonos caseros para suculentas: el té de estiércol y el té de compost

Si quieres fertilizar tus suculentas con un abono natural casero, el té de estiércol, el humus líquido y el té de compost son las mejores opciones para las plantas suculentas según muchos expertos.

Es realmente seguro para las suculentas y crecen mucho más grandes y saludables de lo que lo harían de otra manera.

El problema, evidentemente, es que la mayoría de la gente no puede preparar en sus casas estos preparados, por lo que lo más sencillo es optar por comprar un botella ya preparada de este tipo de fertilizante en un centro de jardinería o comprarlo online como por ejemplo esta de humus líquido de la marca Compo:

¿Con qué frecuencia necesitan fertilizante las suculentas?

Si bien puedes fertilizar tus suculentas una vez al mes, especialmente si estás usando un fertilizante casero como el té de estiércol, por lo general, será suficiente con que fertilices tus plantas una vez al año en la primavera.

Para muchas suculentas, este es el comienzo de su temporada de crecimiento, cuando les vendrá bien usar esos nutrientes adicionales. Si es una variedad de suculenta que crece activamente en invierno, entonces recomendaría abonar en el otoño.

Si decides usar otra cosa que no sea el té de estiércol para tus suculentas, entonces es mejor que evites los fertilizantes de liberación lenta. Estos fertilizantes son extremadamente potentes y a menudo pueden quemar las suculentas en lugar de ayudarlas a crecer.

Cuándo fertilizar las suculentas de interior

Después de mucho leer, investigar y experimentar sobre el tema, he llegado a la conclusión de que realmente sólo es necesario abonar las suculentas de interior una vez al año, en primavera (cuando los días se hacen más largos).

El fertilizante hace que las suculentas crezcan más rápidamente, lo que puede hacer que las plantas se estiren si no reciben suficiente luz, luciendo un poco más feas y débiles.

Si es posible, mueve tus suculentas al aire libre a un área brillante y sombreada justo después de la fertilización para ayudarlas a mantenerse compactas mientras disfrutan del aumento de nutrientes. Si las mantienes dentro, trata de darles la mayor cantidad de luz posible e incluso considera usar una luz de crecimiento.

Otras preguntas frecuentes:

¿Puedo fertilizar mis suculentas con más frecuencia?

Dependiendo de la variedad de suculentas que tengas y del entorno en el que vivas, deberás establecer qué funciona mejor para tus plantas.

En el lenguaje de los viveros se habla de que las plantas suculentas que han sido fertilizadas consistentemente son plantas «blandas», mientras que las que se fertilizan irregularmente son plantas «endurecidas».

Esto se refiere principalmente a como resistirán en condiciones menos fértiles. Las plantas endurecidas tienden a vivir más tiempo y resistir condiciones más duras, pero las plantas blandas pueden ser increíblemente hermosas, por lo que realmente depende de cuánto te apetezca cuidar a tus suculentas.

Demasiado fertilizante no matará a tus plantas, pero puede causar un crecimiento irregular en algunas especies, y puede que no sean tan atractivas visualmente.

¿Alguna suculenta no necesita fertilizantes?

Técnicamente, ninguna suculenta realmente necesita fertilizante si está en un suelo razonablemente bueno.

Sin embargo, ciertamente pueden beneficiarse de un aporte extra de nutrientes. Si agregas un poco compost rico en materia orgánica en la maceta una vez al año, es muy probable que puedan sobrevivir sin ningún tipo de fertilizante.

A la mayoría de las suculentas más compactas también les va bien en situaciones de baja fertilidad del suelo, por lo que si tiene plantas más pequeñas y compactas, estarán bien sin ningún fertilizante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *