crassula cuidados

Crassula: cuidados, reproducción y tipos

Las plantas Crassulas son una de las suculentas más populares desde hace años y es habitual encontrarlas como decoración tanto en casas como oficinas. Sin duda, Crassula Ovata, también conocida como Planta de Jade o Árbol del Dinero, es la máxima representante de esta familia y quizás una de las suculentas más famosas del mundo.

Crassulas cuidados reproducción variedades

El genero Crassula pertenece a la familia de las Crassulaceas y engloba unas 200 especies. Son nativas de varias zonas del mundo, sin embargo, las variedades más cultivadas y apreciadas por los amantes de las suculentas, provienen todas ellas de la Provincia Cabo Oriental en Sudáfrica. Además de las variedades naturales, existen numerosos híbridos.

Fue descrito por primera vez por el famoso botánico sueco Carlos Linneo y en su momento incluyó en este género solo diez especies.

Su nombre genérico de «Crassula» proviene de la palabra latina crassus que significa «gruesa» en referencia en abultadas hojas llenas de agua.

Pueden ser plantas anuales o perennes, una veces son plantas herbáceas y otras leñosas; algunas de ellas desarrollan tubérculos subterráneos. Sus variedades varían enormemente en tamaño y hábitos de crecimiento. Algunas son rastreras, otras pequeños arbustos e incluso pequeños árboles.

Poseen tallos gruesos y vistosas hojas carnosas con variadas formas y colores. El color de su follaje cambia a lo largo del año y puede pasar por varios colores, especialmente en función de la cantidad de sol que reciben y su nivel de estrés hídrico.

Sus flores tienen forma de estrella, normalmente con cinco pétalos, crecen en grupos y sus colores varían entre el amarillo, rojo, rosa o blanco. La mayoría de las crásulas son policárpicas, es decir, producen flores varias veces durante su vida, sin embargo, algunas variedades son monocárpicas, y mueren después de floreces y producir semillas.

Condiciones óptimas para el cultivo de las Crassulas

Las Crassulas son una de las suculentas más populares tanto para su cultivo en jardines como en macetas, de interior y exterior.

Luz

Las plantas Crassulas prefieren el sol directo mejor que la sombra parcial. Sin embargo, el sol intenso del mediodía en los días más calurosos del verano puede provocar quemaduras en sus hojas. El lugar ideal para ellas es donde reciban el sol de la mañana y un poco de sol por la tarde.

Muchas Crassulas desarrollan bellos colores de tonos rojos, púrpuras, rosas, amarillos y naranjas como respuesta a una mayor exposición solar. En invierno y en condiciones de poca luz, todas las plantas volverán a su coloración verdosa.

Si se cultivan en interior, las Crassula deben colocarse en una ventana luminosa que reciba al menos seis horas de luz directa.

Suelo

No son particularmente exigentes en cuanto al pH del suelo, pero requieren un suelo que drene adecuadamente. La mayoría de ellas crecerán bien en suelos arenosos e incluso rocosos, pues su hábitat natural es de rocas y arena de cuarzo.

Si tienes dudad de que suelo usar, utiliza una mezcla de suelo especial para suculentas y cactus que puedes encontrar online y en cualquier vivero (como esta, o esta) o también puedes crear tu propia mezcla.

Temperatura

Las Crassula prefieren temperaturas medias en verano de entre 18 y 21ºC y de unos 10ºC en invierno. La mayoría de las variedades de Crassulas pueden soportar temperaturas cercanas al punto de congelación, pero temperaturas extremas, tanto de fría como de calor, hará que se les caigan las hojas y puedan morir.

El mayor problema que enfrentan las Crassulas plantadas en exterior son las temperaturas por debajo de 0ºC. Si vives en una zona donde se alcancen esas temperaturas, debes cultivarlas en macetas que puedas traer al interior en invierno.

Crassula: cuidados generales y consejos de cultivo

Una vez que se han arraigado adecuadamente, apenas necesitan cuidados, por lo que son excelentes para principiantes.

Riego

Estas plantas tienen las necesidades típicas de las plantas suculentas. Utiliza el método de regar y dejar secar, es decir, riega solo cuando el suelo se ha secado por completo. El tiempo entre riegos dependerá de la temperatura y la época del año. Reduce los riegos en invierno y con más frecuencia en verano.

Un exceso de agua puede causar que las raíces se pudran y un déficit de agua hará que las hojas se arruguen y se caigan. Si las hojas se arrugan, un riego a tiempo hará que vuelvan a su estado normal.

En muchas zonas, si se cultivan en el jardín, pueden sobrevivir sólo con el agua de lluvia. Cultivadas en macetas, pueden requerir un poco más agua que si crecen en el suelo al aire libre.

Fertilización

Las crassulas son suculentas de crecimiento lento y no necesitan demasiado alimento, pero como cualquier planta se beneficiarán de un poco de fertilizante orgánico a mitad de primavera, cuando comienza su periodo de crecimiento activo. Si las trasplantas cuando crecen demasiado y su maceta se les queda pequeña, un sustrato nuevo lleno de nutrientes es todo lo que necesitan.

Poda

Puede ser beneficioso podarlas de vez en cuando para mantenerlas sanas y con una forma compacta y atractiva. Si sus ramas alargan demasiado y parecen débiles, no tengas miedo en cortarlas para estimular la ramificación. La época adecuada para podarlas en en primavera o cuando sus flores se marchiten.

Tanto la Crassula ovata como la Crassula arborescens y sus distintas variedades, son las preferidas para hacer un bonsai de Crassula.

Trasplante

Muchas Crassulas pueden permanecer en la misma maceta y con el mismo suelo durante muchos años y mantenerse en perfectas condiciones, pero como todas las plantas, pueden beneficiarse de un trasplante a una maceta más grande. Cuando veas que la maceta se le empieza a quedar pequeña, es el momento de trasplantarla a un contenedor más grande y proporcionarle nuevo suelo lleno de nutrientes.

La primavera es la época adecuada para trasplantas las Crassulas. Asegúrate de que el suelo está seco y retira la maceta con cuidado. Quita todo el suelo viejo que puedas con cuidado de no dañar las raíces y aprovecha para observar si están en buenas condiciones o la presencia de plagas. Coloca la planta en una nueva maceta con un sustrato fresco y deja la planta que repose durante una semana en su nuevo ambiente antes de regarla por primera vez. Los primeros riegos deben ser ligeros para prevenir problemas de pudrición de raíces.

Como propagar y multiplicar los Crassula

La forma más frecuente y fácil de propagar las crassulas es mediante esquejes del tallo y mediante hojas. También pueden ser propagadas mediante semillas e hijuelos.

Propagación de Crassulas por esquejes

La propagación de las Crassulas mediante esquejes del tallo es la forma más rápidas de obtener una nueva planta. Este método funciona mejor con variedades de Crassulas que tienen ramas. La primavera, cuando la planta entra en su periodo de crecimiento activo, es el momento adecuado para propagar las Crassulas por este método.

Elige un tallo sano y córtalo con una tijera o cuchillo afilados. Deja que la herida cicatrice durante varios días antes de plantarlo en un sustrato con buen drenaje. Riégalo ligeramente de vez de cuando, solo lo suficiente para mantener un poco de humedad en el suelo, hasta que los esquejes enraícen bien.

Propagación por hojas

Cada hoja de una planta de Crassula puede, potencialmente, convertirse en una nueva planta. Elige una hoja sana, arráncala de la planta de forma limpia, retorciéndola un poco, sin que quede ninguna parte de la misma pegada al tronco y permite que cicatrice la herida durante unos días antes de plantarlas.

Colócalas planas sobre una mezcla de suelo con buen drenaje, sin necesidad de enterrarlas y mantén el suelo ligeramente húmedo. Las hojas comenzarán a desarrollar raíces y una plántula se formará en unas dos o tres semanas.

Propagación por hijuelos

Algunas variedades de Crassulas desarrollan hijuelos o varios troncos principales que pueden separarse de la planta principal para obtener una nueva planta. Simplemente saca la planta de su maceta y con cuidado separa la planta en dos o más partes, cada una con sus correspondientes raíces. Deja que los hijuelos se sequen durante unos días antes de plantarlas en nuevas macetas.

Propagación por semillas

La propagación por semillas en el método más lento pero siempre produce una satisfacción especial ver como las pequeñas plantas se desarrollan a partir de diminutas semillas.

La primavera y el verano son la época adecuada para plantar las semillas. Usa una buena mezcla de suelo con buen drenaje. Coloca las semillas sobre la superficie y presiónalas ligeramente con los dedos. Mantén el sustrato húmedo hasta que las semillas germinen pasadas unas 1-3 semanas. Las semillas no germinarán hasta que la temperatura de la tierra no alcance una temperatura de entre 15 y 21ºC de forma consistente, pero debes evitar colocarlas bajo luz solar directa.

Las nuevas plantas pueden ser trasplantadas a macetas individuales una vez que tengan al menos tres hojas.

¿Qué plagas y enfermedades afectan a los Crassula?

Las plagas que afectan a las Crassulas son la cochinilla algodonosa, ácaros y pulgones. Afortunadamente esas plagas son relativamente fáciles de controlar.

Plagas

Si se riegan en exceso y están muy apretadas en su maceta, ácaros, cochinillas algodonosas pueden atacarlas.

Lo primero que debes hacer es separa la planta infectada de otras plantas. Rocía la planta con agua a presión (con un bote con difusor, por ejemplo) para que se despeguen algunos de los ácaros. El aceite de neem es bastante eficiente contra los ácaros. Un jabón insecticida también es efectivo en el control de esta plaga.

Pulgones y cochinillas algodonosas también pueden ser controlados de forma similar.

Enfermedades

En ambientes demasiado húmedos, las Crassulas son susceptibles a bacterias que pudren las raíces, al oídio y la mancha anillada.

¿Son tóxicas los Crassulas?

Los Crassula no se consideran como tóxicas para las personas, pero algunas variedades como la Crassula ovata, podrían ser ligeramente tóxica para perros, gatos y otros animales.

Fotos de los 10 tipos y variedades de Crassula más buscados:

Estas son alguna de las variedades de Crassula mas buscadas y apreciadas en jardinería, paisajismo y entre los amantes de las suculentas:

crassula rupestris marnieriana
Crassula rupestris marnieriana
Comprar en Etsy
Crassula muscosa
Crassula muscosa – Cadena de reloj
Comprar en Etsy
Crassula multicava
Crassula multicava
Comprar en Etsy
Crassula capitella Llamas Rojas
Crassula capitella – Llamas Rojas
Comprar en Etsy
Crassula pyramidalis
Crassula pyramidalis
Comprar en Etsy
crassula tetragona pino en miniatura
Crassula tetragonaPino en miniatura
Comprar en Etsy

Otras Crassulas populares

  • Crassula ovata hobbit
  • Crassula springtime
  • Crassula lycopodioides
  • Crassula pellucida
  • Crassula argentea
  • Crassula hemisphaerica
  • Crassula rogersii
  • Crassula cotyledonis
  • Crassula plegmatoides
  • Crassula mesembryanthemoides
  • Crassula tillaea
  • Crassula helmsii